14.5.13

¿Sabes lo que estás comprando?

Me encanta la costumbre de los americanos: cuando compran un producto, no pierden la oportunidad de compartir su experiencia en Internet. Si no les gusta, no sólo cuentan lo malo. Explican detalladamente los pros y los contras, sabiendo que lo que no funciona para uno, quizá solucione la  vida a otro. 
SI les gusta, también lo gritan a los cuatro vientos. Esa costumbre es la que verdaderamente me gusta,  así cuando googleas un producto no te encuentras sólo con la ristra de críticas negativas de quienes están disconformes.
Desde que soy mamá, esa costumbre americana ha alcanzado un grado superior. No me encanta, lo siguiente. Porque ya no hablas de un restaurante de moda, del último utensilio para la tele o de ese libro que decepciona. Con las cosas que tienen que ver con nuestros hijos no se juega. Y en esta vida tan apretada, agradezco que alguien me haga la labor de síntesis de aquellas cosas buenas y malas para ellos.
Por eso estoy aquí. Con un pie en EEUU y otro en España, me encuentro en uno y otro país novedades que para mí no lo son tanto. Tengo 'aparatos' en Nueva York que aún no han llegado aún a Madrid y que sé por los foros españoles que algunos esperan con ansia. ¿Merecen realmente la pena? ¿Cómo sacarles el mejor provecho? ¿Hay alguna alternativa?
En el sentido inverso, he comprado cosas en España que ahora están llegando aquí. Y la experiencia es similar.
Así que gracias a ese pie en medio del océano, mamapuntocom intentará ayudaros con esas compras que tanto nos cuestan. Con mi propia experiencia, con la que me cuentan, y con la que pacientemente he rastreado por populares sitios de compras online a uno y otro lado del charco... Además, me gustaría que entre tod@s descubramos nuevos inventos y, de paso, nos contemos todas esas cositas que hacen tan bonito esto de la maternidad.

Bienvenid@s

No hay comentarios:

Publicar un comentario