16.7.13

Pañales inteligentes para bebés

Importante incorporación a la sección de noticias frescas: una empresa norteamericana, Pixie Scientific, ha lanzado los "pañales inteligentes", que permiten detectar desde una deshidratación hasta posibles infecciones urinarias en los bebés o disfunciones renales. La noticia no acaba ahí, pues el invento en cuestión incluye también una aplicación en el móvil con la que enviar toda la información al médico de inmediato.

Personalmente, me parece una gran idea. Además, su funcionamiento es muy sencillo. Es similar a los tests de orina que te hacen durante el embarazo: la parte delantera del pañal tiene un parche con varios cuadrados de colores, que representan interacciones con diferentes proteínas, agua o bacterias. De esta forma, cambia uno u otro colorín si hay algo fuera de lo normal. Para dejarte tranquila y evitar que te vuelvas loca mirando ojiplática si ha habido o no algún cambio, un cuadrado blanco neutro permite comprobar fácilmente las transformaciones.

Llegados a este punto, la aplicación del teléfono escanea el parche y lee los datos químicos basados en los colores. Así, al terminar de cambiar al bebé, ya tienes los resultados.


Esos datos viajan a una base central, donde un médico puede acceder a la información para decidir si se trata de algo normal o si hace falta realizar más pruebas. Son pañales, por tanto, completamente personalizados.

Por ahora, el invento no está al alcance del común de los mortales. Será probado a partir de septiembre en el Hospital de Niños Benioff de la Universidad de California, en San Francisco. Al tiempo, el Hospital Infantil de la Universidad de Columbia, en Nueva York, se está planteando hacer une estudio similar. Si todo va bien, los pañales podrían recibir las autorizaciones correspondientes para salir a la venta en el segundo semestre de este año.

Entonces, se estima que su precio sea un 30% superior al de uno convencional. Más caro, sí, pero también puede ahorrar alguna que otra visita al pediatra. En ciudades como Nueva York, donde un simple chequeo del bebé supera los 200 dólares, puede ser una gran ayuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario